* Obstrucción vías lagrimales
 Volver a Oculoplástica

Es un bloqueo parcial o completo del conducto que transporta las lágrimas desde la superficie del ojo a la nariz. El sintagma principal es el incremento del lagrimeo (epífora) que provoca que se derrame sobre la cara o las mejillas.

En niños la obstrucción de la vía lagrimal aparece desde el nacimiento aumentando la epífora y la posibilidad de conjuntivitis. Si no se resuelve de forma espontánea se debe realizar un sondaje de la vía lagrimal en el quirófano bajo sedación que resuelve el problema en la mayoría de los casos.

En los adultos el tratamiento es quirúrgico, pudiendo realizarse dos técnicas en nuestro centro:

  • La cirugía puede realizarse bien de forma externa, mediante una pequeña incisión, con una gran fiabilidad en los resultados, o bien mediante la novedosa técnica endocanalicular con láser. La cirugía externa permite tener una buena visualización de todo el lagrimal, y favorece el poder crear una comunicación muy amplia, y como hemos señalado, presenta una eficacia y seguridad contrastada.
  • Por otro lado, la técnica láser consiste en introducir una fibra de láser muy fina a través del propio conductillo lagrimal y, con control endoscópico nasal, es el propio láser el que hace la comunicación entre el lagrimal y la fosa nasal. Tiene la ventaja de ser una técnica mínimamente invasiva, sin cicatriz externa, con una recuperación muy rápida y prácticamente exangüe. Al no haber cicatriz ni sangrado, y hacerse con anestesia local, es una técnica muy útil pacientes que no desean cicatriz; que quieren incorporarse lo más rápido posible a su trabajo; mayores delicados con enfermedades asociadas, que muchas veces están con fármacos anticoagulantes que favorecen el sangrado.
Si eres estudiante, profesor o personal de la Universidad de Valladolid o sus Fundaciones, tienes un descuento del  25%.
¿Por qué el IOBA?
En la unidad de órbita, oculoplastia y vías lagrimales del IOBA se ofrece la posibilidad de realizar un tratamiento integral ante la presencia de cualquier tipo de patologías como: tumores palpebrales y orbitarios, orbitopatía tiroidea, obstrucción de vías lagrimales, parálisis facial. También realizamos todo tipo de cirugías de rehabilitación palpebral después de enfermedades o cirugías desfigurantes sobre los mismos, así como  tratamiento estético y de rejuvenecimiento palpebral.

Además, contamos con nuestro propio Laboratorio de Patología Ocular (LPO) capaz de realizar un diagnóstico preciso de la enfermedad.

Nuestros profesionales: Equipo de Cirugía plástica ocular: oculoplástica del IOBA.